Archive for the ‘Decisiones’ category

¿Qué haces aquí, Elías?

30 septiembre, 2018

1 Reyes 19.13-18

El diálogo entre Dios y Elías revela características importantes de ambos personajes. De Elías revela una condición humana muy generalizada, la paralización vital. Elías se atora en lo que piensa y siente, por lo tanto, termina atorándose en lo que hace. Ante la manifestación impactante de la presencia divina, Elías, simplemente, volvió a responder. Siguió donde estaba. De Dios, revela su incomodidad y su disposición a reclamar nuestra infidelidad. El, ¿qué haces aquí, Elías?, mismo que PDT traduce, Elías, ¿por qué estás aquí?, no es una pregunta informativa, es un reclamo. Elías está donde, y haciendo lo que, no le correspondía, lo que Dios no esperaba de él.

(más…)

Donde está el Espíritu del Señor hay libertad

29 abril, 2018

2 Corintios 3.15-18

Una de las razones más frecuentes para la frustración pastoral es el tener que acudir, una y otra vez, al deterioro integral de la vida de algunas de sus ovejas. Saben, razonan, se proponen e inician una y otra vez la lucha por su santificación y, nada, permanecen o vuelven a lo mismo. Pero, esta es también la principal razón que no pocos creyentes enfrentan en su lucha por vivir en conformidad con su llamamiento. Entienden, se proponen, se esfuerzan y, no pocos terminan en una condición más compleja que en la que se encontraban.

(más…)

Cuida tus pensamientos

26 noviembre, 2017

 

Ante todo, cuida tus pensamientos porque ellos controlan tu vida. Proverbios 4.23 PDT

Todos nosotros tenemos una lista de las cosas que nos resultan más importantes, más valiosas en la vida. A estas las tratamos con deferencia: las guardamos, las protegemos, las cuidamos. Sabemos que están en riesgo, de ahí la importancia que damos a su preservación y cuidado.

Para Salomón, hay algo que debemos guardar sobre todas las cosas guardadas, es nuestro corazón, nuestra mente. Guardar, en el sentido bíblico, es apartar del peligro y guardar con fidelidad. Se refiere entonces, tanto a la calidad con que tratamos nuestra mente –fiel, honesta y dignamente-, como a la dedicación que le dedicamos al saberla en constante peligro.

(más…)

Somos llamados, somos diferentes

8 octubre, 2017

Eclesiástico 11.21 BDO1573; 2Pedro 1.10 DHHD

Los cristianos somos diferentes. Sí, diferentes de quienes no honran al Dios de Jesucristo. El elemento detonador de nuestra condición de diferentes es que los cristianos somos llamados, tenemos vocación. Hemos recibido un llamado, somos inspirados, de parte de Dios para llevar una forma particular de vida, religados a Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo. Es decir, hemos sido llamados a vivir permaneciendo fuertemente atados a Dios, en comunión plena con él.

(más…)

Tierras que nada producen

20 agosto, 2017

Salmos 68.6; 119.44, 45

Hemos dicho, y aquí lo reiteramos, que el hombre es libre para elegir, decidir y hacer. Sin embargo, aun cuando parezca que nos contradecimos, debemos decir que el hombre libre no siempre puede ejercer su libertad, es decir, no siempre puede ser libre. No es que no sea libre, es que no puede vivir su libertad. Para los humanistas las causas de tal incapacidad radican tanto en cuestiones sociales como en cuestiones sicológicas. Es decir, se asume que la persona está bajo la presión de fuerzas sociales como de procesos internos que atentan contra su individualidad. Desde la perspectiva espiritual, a tales cuestiones debemos agregar una que resulta mucho más incómoda e impopular: el pecado, tanto en su dimensión social como en la personal.

(más…)

Para empezar, primero hay que quitar

30 julio, 2017

Hebreos 10.8 y 9

En la vida hay cosas que no pueden hacerse bien si no terminamos otras antes. Cuando lo que se ha hecho muestra su error e irrelevancia, su falta de sentido y de resultados positivos, es tiempo de dejarlo, abandonarlo para siempre. Lo nuevo requiere del término de lo viejo.

Nuestro pasaje se refiere al fin de la era de los sacrificios de animales, en los que la sangre derramada no era suficiente para lograr la santificación de los hombres. No se trataba del modo en que se realizaban tales sacrificios, ni de quienes participaban de ellos, ni del número de los mismos. Simplemente, la sangre de los animales no tenía ningún poder para transformar la vida de los creyentes judíos. Cuando Jesús viene, él es el camino al Padre. Es el único que puede cumplir con la voluntad divina, por lo que «quita lo primero (los sacrificios de animales), para establecer esto último (la ofrenda del cuerpo de Cristo)».

(más…)

Y, ¿dónde está ese Dios tuyo?

23 julio, 2017

Salmos 42

Las crisis pasan. En los dos sentidos principales del verbo: Suceden y desaparecen.

Las crisis siempre producen efectos colaterales, a las personas de fe las provocan a la duda, la confusión y al replanteamiento de sus convicciones, de sus expectativas y del sentido de su vida. Uno de tales replanteamientos tiene que ver con Dios, más bien, con el lugar y el quehacer de Dios en sus vidas. Hay quienes se burlan de los creyentes en tiempos de crisis preguntando: ¿Dónde está, dónde quedó tu Dios? Lo peor de tales burlas es que, en no pocas ocasiones la burla se suma a la confusión resultado del preguntarnos a nosotros mismos, y, ¿dónde está Dios en todo esto?

(más…)