Archive for the ‘Decisiones’ category

No estamos acabados

31 mayo, 2020

Síguenos en YouTube: https://youtu.be/9D8DpjP0P_A

Lamentaciones 3

1578235539666Las personas que escribieron la Biblia no sabían que lo estaban haciendo. Mucho menos pudieron imaginarse que, a miles de años, los estaríamos leyendo. Muchos de ellos escribieron para sí mismos, registrando sus pensamientos, sus emociones, sus derrotas y sus anhelos. Ello nos permite, primero, apreciar la sinceridad de sus sentimientos. Además, nos permite apreciar la fortaleza de sus convicciones, ya que el dejar constancia de estas no responde a un propósito proselitista pues, al no saber que los leeríamos, no tuvieron razón alguna para tratar de convencer a nadie.

(más…)

Como pie derecho en zapato izquierdo

30 junio, 2019

Hechos 10.9-23 NTV

iCP Retos a la fe 2019 2Nuestro Señor Jesús le dijo a Nicodemo que los que nacen del Espíritu son como el viento, ignoras de dónde viene y a dónde va. Es decir, son animados por Dios siempre a lo nuevo, a lo diferente, más aún, a lo mejor. Proverbios 4.18 Como hemos visto, ello se debe al hecho de que quien ha nacido de nuevo se encuentra bajo el reino de Dios, bajo su gobierno y, por lo tanto, vive realmente la novedad de vida a la que ha sido llamado.

(más…)

Vivan una vida digna de su llamado

2 junio, 2019

2Pedro 1.10 NTV[i]; 2 Tesalonicenses 1.11[ii]

iCP Retos a la fe 2019 2Somos diferentes porque somos llamados. Llamados a salvación y llamados a servir. Ello implica que nuestro llamamiento da sentido y propósito a nuestra vida. Le da sentido porque le da razón de ser, esta es la que explica el por qué existimos. Nuestra razón de ser es Dios, existimos para que él sea glorificado en nosotros. Isaías 43.7; Romanos 14.7,8  Es decir, para que seamos instrumentos y colaboradores de su propósito eterno: la salvación de la humanidad. Nuestro llamamiento establece el propósito, es decir, la finalidad personal y comunitaria de los creyentes. Se trata de la tarea particular que se les llama a realizar con el fin de colaborar para hacer posible el propósito divino. De esta manera, nuestro llamamiento afecta de manera integral el todo de nuestra vida en cada una de sus esferas: personal, familiar, vocacional, laboral, etc.

(más…)