Posted tagged ‘Agentes de Cambio’

Corazón y tesoro en el mismo lugar

8 noviembre, 2015

Lucas 12.33-37a NTV

Cuando el Señor Jesús declara: Donde esté su tesoro, allí estarán también los deseos de su corazón, simplemente saca a la luz una verdad práctica incuestionable y evidente. A entender lo extraordinario de tal declaración nos ayuda el hacer una sencilla paráfrasis: Aquello que les da seguridad, es lo que acapara sus pensamientos, emociones y acciones. Con ello, Jesús destaca que las personas se ocupan de aquello que les hace sentirse seguras; la seguridad percibida determina el valor que le asignamos a las cosas que creemos, sentimos y hacemos. A mayor seguridad sentida, mayor valor asignado. Sin embargo, para Jesús resulta evidente que no es el valor intrínseco de las cosas lo que las hace valiosas, sino la seguridad percibida de las mismas. Así, muchos estudian una carrera no porque valoren el conocimiento, sino porque consideran que una carrera universitaria les da seguridad en la vida. Otros se casan, o se mantienen casados, no porque valoren al esposo o la esposa, sino porque el matrimonio les da la sensación de seguridad.

(más…)

Aprovechen al máximo cada oportunidad

1 noviembre, 2015

Mateo 5.13, 14; Colosenses 4.5, 6

Uno de los principales problemas del cristianismo actual es su vocación reduccionista. Me refiero a esa tendencia a reducir el llamado cristiano a meras y selectivas cuestiones morales e intimistas, el servicio a Dios al ámbito litúrgico, el poder divino al campo de la salud y la prosperidad económica, y la proclamación del evangelio a los domésticos de la fe, a los de casa. En consecuencia, la comunidad cristiana vive ignorando el propósito divino expresado en Jesucristo y por lo tanto se aísla, o pretende hacerlo, del propósito de su llamado y de las circunstancias del mismo. Le sucede lo que Jesús explicita cuando se refiere al absurdo de encender una lámpara y ocultarla dentro de una canasta. Mateo 13.15 NTV

Por el contrario, nuestro Señor Jesús insiste en una visión global e integral de la identidad y tarea de sus discípulos. Los define como sal de la tierra, considerando esta como la totalidad del espacio físico en que se desarrolla la actividad humana, al mismo tiempo que los define como luz del mundo. La palabra mundo es cosmos, indicando así no sólo la totalidad de lo que existe y es conocido, sino el orden, el arreglo, la cultura humana. Además, la palabra luz también puede traducirse como el poder para comprender y transmitir el conocimiento de las cosas espirituales y la verdad acerca del bien y el mal.

(más…)

Saquen el mayor provecho de cada oportunidad

18 octubre, 2015

Efesios 5.16; 1 Corintios 13.1-3

Hemos dicho que el camino de la vida se compone de etapas, de temporadas, cuya belleza consiste en el hacer lo que corresponde oportuna y adecuadamente. De acuerdo con el Apóstol Pablo, algunas de tales etapas de la vida se convierten en espacios de oportunidad, mismos que debemos aprovechar de la mejor manera. De ahí la exhortación a que saquemos el mayor provecho de cada oportunidad en medio de los días malos. Efesios 5.16

La traducción JBS (Biblia del Jubileo), traduce de manera más ortodoxa tal pasaje: Redimiendo el tiempo, porque los días son malos. El término, redimiendo significa pagar el precio debido para recuperarse, liberarse, del poder de otro, rescatar. Y, dado que el término que Pablo usa para tiempo, kairos, significa un tiempo limitado de oportunidad, podemos concluir que el autor se refiere a esos puntos de inflexión que la vida nos ofrece. Es decir, a esos momentos clave en los que podemos realizar los cambios que nos permiten liberarnos del poder de decisiones y/o acciones vitales que no han contribuido a nuestro bien ni, por lo tanto, a nuestra plena realización como personas que estamos en Cristo.

(más…)

Para el momento apropiado

11 octubre, 2015

Eclesiastés 3.11

Durante la semana pasada he releído con interés el libro del Eclesiastés. Coincidentemente, mi esposa también lo ha hecho por su lado y un día de estos me preguntó cuál es mi opinión sobre el mismo. La suya resultó una pregunta incómoda pues estoy batallando con el pragmatismo, que a veces parece desencantado, cínico y fatalista, que distingue al autor respecto de las cosas de la vida. Pareciera que el autor no tiene fe respecto del futuro y dado que tampoco le satisface el pasado termina por revalorar -¿tristemente?- el presente. Una y otra vez concluye que en esta vida, nada tiene sentido, es como perseguir el viento.

Sin embargo, me parece, hay una propuesta que corre al través de Eclesiastés: en esta vida, todo tiene su tiempo. Pareciera que el autor se ha propuesto reiterar que la clave de una vida plena y satisfactoria consiste en el vivir a tiempo. Uno de los significados que tiene la palabra utilizada por Salomón para tiempo, es temporada. Como sabemos, esta es un espacio de varios días, meses o años que se consideran aparte formando un conjunto. Es decir, se trata de etapas de la vida, de trechos del camino de la vida. Entender esto nos permite comprender mejor el sentido de nuestro pasaje: Dios lo hizo todo hermoso para el momento apropiado. La primera acepción del término hebreo que se traduce como hermoso es justo. En este sentido, la belleza de la vida se da cuando las cosas encajan de manera apropiada en la vida de la persona.

(más…)

El reino de los cielos es como un tesoro escondido

4 octubre, 2015

El reino del cielo es como un tesoro escondido que un hombre descubrió en un campo. En medio de su entusiasmo, lo escondió nuevamente y vendió todas sus posesiones a fin de juntar el dinero suficiente para comprar el campo. Mateo 13.44

7Antes creía que esas cosas eran valiosas, pero ahora considero que no tienen ningún valor debido a lo que Cristo ha hecho. 8Así es, todo lo demás no vale nada cuando se le compara con el infinito valor de conocer a Cristo Jesús, mi Señor. Por amor a él, he desechado todo lo demás y lo considero basura a fin de ganar a Cristo9y llegar a ser uno con él. Ya no me apoyo en mi propia justicia, por medio de obedecer la ley; más bien, llego a ser justo por medio de la fe en Cristo. Pues la forma en que Dios nos hace justos delante de él se basa en la fe. 10Quiero conocer a Cristo y experimentar el gran poder que lo levantó de los muertos. ¡Quiero sufrir con él y participar de su muerte, 11para poder experimentar, de una u otra manera, la resurrección de los muertos! Filipenses 3.7ss

Empecemos haciéndonos una pregunta personal: ¿Qué es lo mejor que ha pasado en nuestra vida desde que nos hemos acercado a Dios?

(más…)

Homosexualidad, convicción y amor ágape

6 septiembre, 2015

1 Corintios 2.14

Serie de meditaciones pastoralesAnte la propuesta contemporánea de naturalizar, considerar como natural, la homosexualidad, tenemos que hacer dos consideraciones fundamentales desde la perspectiva bíblica. Conviene acercarnos al tema asumiendo que la posición bíblica es parcial. Además, que las enseñanzas bíblicas no resultan lógicas ni, por lo tanto, asumibles por aquellos que no profesan la fe bíblica. Es más, tampoco pueden ser impuestas a los no creyentes. Como en todas las cosas referentes a la espiritualidad cristiana, en este tema se confirma lo que la Biblia establece en 1 Corintios 2.14: pero los que no son espirituales no pueden recibir esas verdades de parte del Espíritu de Dios. Todo les suena ridículo y no pueden entenderlo, porque solo los que son espirituales pueden entender lo que el Espíritu quiere decir. Con esto en mente vayamos a las consideraciones propuestas:

La primera: la Biblia considera la práctica homosexual como pecaminosa. Las propuestas que pretenden desvirtuar o suavizar este hecho, tales como el considerar que el pecado de los sodomitas consistió en una mera violación tumultuaria (Génesis 19). O la interpretación de 1 Corintios 6.9, en el sentido de que lo que se condena es la pederastia, el hecho es que una interpretación de los pasajes bíblicos al respecto, siguiendo los principios exegéticos y hermenéuticos, reafirma la pecaminosidad de la práctica homosexual.

(más…)

Les prometen que serán libres

16 agosto, 2015

2 Pedro 2.17-20

Serie de meditaciones pastoralesUna de las razones más aducidas por aquellos que defienden el uso de sustancias que producen adicción es la libertad, el derecho de las personas a elegir lo que a su interés convenga. Desde luego, tal consideración deja de lado las cuestiones morales y aún éticas. Ello porque se presume que el valor fundamental de la libertad para elegir está por encima de cualquier otra consideración. Así, el deterioro personal: físico, mental, laboral, etc., del adicto; o los daños colaterales que su adicción provocan a su familia, su entorno laboral y social, son considerados de menor importancia ante el ejercicio de la libertad. Se presume que mientras menos restricciones morales, legales, sociales, tenga la persona, las consecuencias de su adicción serán menores y ésta gozará de los beneficios del ejercicio de su libertad.

Wikipedia llama adicción a una enfermedad crónica y recurrente del cerebro que se caracteriza por una búsqueda patológica de la recompensa y/o alivio a través del uso de una sustancia u otras conductas. Esto implica una incapacidad de controlar la conducta, dificultad para la abstinencia permanente, deseo imperioso de consumo, disminución del reconocimiento de los problemas significativos causados por la propia conducta y en las relaciones interpersonales así como una respuesta emocional disfuncional. Más aún, la palabra latina addictus, se usa para identificar a la persona que, ante la incapacidad de pagar sus deudas, se convertía en esclava de su acreedor. Como podemos ver, poco hay de libertad en aquella persona que se vuelve adicta a sustancias o relaciones que la incapacitan para controlar su propia conducta.

(más…)