Archivo para abril 2012

Que Guarden Todas las Cosas

14 abril, 2012

Mateo 28.19-20

La vida es demasiado compleja y sutil, las personas somos demasiado distintas, las situaciones son demasiado íntimas, como para que todo quepa en los libros de jurisprudencia. Lo mismo que nadie puede ser libre en tu lugar, también es cierto que nadie puede ser justo por ti si tú no te das cuenta de que debes serlo para vivir bien. (Savater, F. 2008)

Con tan impactante declaración, Savater descubre que la complejidad de la vida no sólo tiene que ver con las personas con quienes nos relacionamos,ni con las circunstancias que enfrentamos. También tiene que ver, y creo que de manera esencial, con nuestra capacidad para ser libres en toda circunstancia y actuar con justicia en toda situación que enfrentamos. El mismo Savater propone que la libertad no es otra cosa sino la capacidad para ser humanos, hombres humanos, acotaríamos. Y, la justicia, no es otra cosa sino aquello que Dios ha establecido como lo bueno.

Pero, si la vida es demasiado compleja y sutil, ¿cómo ser hombres y mujeres libres ante las circunstancias que pretenden poseernos? ¿Cómo saber elegir lo bueno y perseverar en ello, independiente de las circunstancias que enfrentamos?

(más…)

Vinculados a Cristo

8 abril, 2012

Romanos 6.1-13

Al encontrarnos para celebrar que Cristo ha resucitado, rescatamos una vieja tradición cristiano-evangélica que, desafortunadamente, se está perdiendo. Proclamamos nuestro convencimiento respecto de la resurrección bautizando a hombres y mujeres que, al hacerlo, mueren al pecado y renacen a la vida abundante del resucitado, nuestro Señor y Salvador Jesucristo.

Desde luego, tenemos razón para ello. el Apóstol Pablo nos asegura que, al ser bautizados nos vinculamos, nos unimos a Cristo, tanto en su muerte como en su resurrección. Es decir, mediante el bautismo nos hacemos uno con Cristo, participantes de sus padecimientos y de su gloria. Pudiendo así, por su gracia y su poder, vivir una nueva vida: no sólo libres del poder del pecado sino capacitados para hacer el bien y paras reconciliar a los hombres con Dios.

Resulta evidente que para el Apóstol el bautismo es mucho más que un rito, que un acto protocolario. En el bautismo sucede algo que trasciende el momento presente y afecta la eternidad misma. ¿De qué estamos hablando?

(más…)

Estando en la Cruz

6 abril, 2012

Juan 19.16-42

Cristo en la cruz es el testimonio más evidente e importante del amor de Dios. Para saber si Dios ama y cómo lo hace, basta mirar la cruz del Calvario. En ella, Dios el Padre se auto limita, se daña así mismo obligándose a sí mismo a permanecer pasivo ante el sufrimiento de su Hijo único, al mismo tiempo que cierra sus oídos para no escuchar el reclamo de amor dolido que este le hace: “Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has desamparado? Y, todo ello, porque sin dejar de amar como a nadie a su Hijo, amó de tal manera a los hombres todos, que estuvo dispuesto a entregarlo para el bien de estos, de nosotros.

Pero, la cruz del Calvario es también testimonio del amor de Jesús, hombre como nosotros, pero también hombre santo, hombre justo y hombre inocente como ningún otro. Sobre todo, un hombre al servicio de los hombres.

Así las cosas, la cruz del Calvario tiene una sola explicación, el amor con sentido, el amor con propósito. Sí, el amor de Dios en Cristo que tiene como última razón la salvación del hombre. La cruz del Calvario hace evidente que para Dios y para Cristo, la salvación de los hombres, el que estos puedan reconciliarse con Dios es tan importante que están dispuestos a llegar a situaciones tan extremas como el Calvario lo evidencia.

(más…)