Archive for the ‘Amar al Esposo’ category

Los dos se convierte en uno solo

10 junio, 2018

Génesis 2.23ss; Efesios 5.21ss

Propongo a ustedes que en nuestro pasaje encontramos, respecto del matrimonio, propósito, forma y condiciones. En efecto, el propósito del matrimonio es formar una nueva persona, la pareja. La forma en que esto se logra es mediante la renuncia a aquello que impide el propósito. La confianza resulta ser la condición que hace posible tal renuncia y el cumplimiento del propósito matrimonial. Es decir, en la medida que los cónyuges confían uno en el otro es que estarán dispuestos a renunciar a lo que sea necesario pues la confianza mutua hace de su relación lo más valioso e importante para ambos.

(más…)

Si no hay más remedio, el divorcio, pero…

31 julio, 2016

Eclesiastés 3.1, 5-6

Propongo a ustedes que el divorcio es mucho más que el acto de autoridad que declara inexistente la relación matrimonial. Es un proceso que inicia mucho antes de llegar ante un juez y que después de tal coyuntura genera nuevas dinámicas relacionales que no se extinguen, ni siquiera, con la muerte de uno de los cónyuges o la de ambos. Las relaciones de pareja disfuncionales son un continuo, un quehacer que se extiende sin interrupción. Se pueden identificar sus efectos aun cuando no se puede identificar su origen ni, mucho menos, anticipar la complejidad de sus consecuencias. Por ello es que no hay dos divorcios iguales ni con las mismas consecuencias particulares. De ahí que, si bien todo divorcio es un fracaso, este resulta y se manifiesta de maneras únicas y peculiares.

Podemos, sin embargo, considerar que todo divorcio inicia con un distanciamiento de la pareja. Este separar puede resultar de un no asumir desde el inicio de la relación la condición singular de la misma, su unidad, que no pueden dividirse sin que su esencia se destruya o altere: Por esa razón el hombre deja a su papá y a su mamá, se une a su esposa y los dos se convierten en un solo ser. Génesis 2.24  La otra expresión del distanciamiento resulta del desafecto, es decir de la separación afectiva, emocional y moral de la pareja. El desafecto consiste tanto en dejar de estimar al otro como el incurrir en la malquerencia, la antipatía, del mismo.

(más…)

Cuando las esposas hablan de más

10 julio, 2016

Mejor vivir solo en un rincón de la azotea que en una casa preciosa con una esposa que busca pleitos. Proverbios 25.24 NTV

Desde luego, tanto el pasaje que nos sirve de referencia como el título de esta propuesta de reflexión, resultan incómodos. Son políticamente incorrectos y fácilmente pueden ser considerados como machistas y misóginos. Pero, todo ello no hace menos cierto que uno de los claroscuros de las parejas es el que resulta de esposas que hablan de más y que al hacerlo provocan pleitos. Es decir, cuando, animadas por diversas razones, las esposas dicen lo que ni es conveniente ni resulta oportuno decir.

Son muchas las razones que pueden llevar a una esposa a hablar de más y provocar pleitos, entendiendo estos como diferencias, discusiones, peleas. Puede tratarse de la decepción y el cansancio que la esposa experimenta ante la inmadurez del esposo. O, puede resultar de la propia inmadurez de la esposa ante sus expectativas incumplidas. También puede resultar del rol adoptado ante el esposo, como el de segunda madre que, en la sobreprotección del marido, pretende expresar su amor y cuidado.

(más…)

Entre el amor y el respeto

3 julio, 2016

Efesios 5.21-33

Iniciamos un ciclo de meditaciones respecto de los claroscuros de la relación de pareja. Claroscuros son el conjunto de rasgos contradictorios de una persona o una situación. Se trata, entonces, de un acercarnos a cuestiones que en la relación de pareja contradicen, enfrentan a sus integrantes al tener puntos de vista diferentes respecto de cuestiones torales para ellos. Desde luego, nos ocuparemos del hecho de que las cosas son como son, no como deberían ser, y, en consecuencia, trataremos de descubrir los principios bíblicos que nos permitan lidiar con tales claroscuros.

Nuestro pasaje resulta de particular importancia porque establece los que podemos considerar como los fundamentos de una relación sana, complementaria y posibilitadora de la realización plena de los integrantes del matrimonio y de la relación matrimonial en sí misma. Lo primero que resulta de una lectura cuidadosa es que Pablo establece que no se pide a la pareja que hagan el mismo aporte a su relación. Lo clásico sería pensar que a ambos se les requiera lo mismo: Que se amen. Pero, Pablo enfatiza que tarea del hombre es amar a su esposa tal como Cristo amó a su iglesia. Efesios 5.25 Sin embargo, en tratándose de la mujer, el Apóstol no apela al amor sino al respeto. Efesios 5. 33

(más…)

Hasta que la muerte nos separe

28 febrero, 2016

Lucas 1.5-25

En la vida matrimonial no son raros los momentos, ni escasas las circunstancias, en las que alguno de, o ambos  cónyuges, llegan a la triste conclusión de que ya no hay nada qué hacer. Se descubren o se crean razones para no seguir adelante. Y, es cierto, muchas cosas no sólo no salen como uno imaginaba, sino que atentan contra la integridad de las personas, las erosionan integralmente y justifican, o parecen hacerlo, la decisión de terminar con el vínculo matrimonial. Sin dejar de lado el hecho de que es creciente el número de parejas que, en efecto, no encuentran una mejor alternativa que la separación, ocupémonos aquí del significado y la prevalencia de la promesa contenida en la frase hasta que la muerte nos separe.

Fotos Junio 2009 163Zacarías es un marido que me cae bien. En estricto sentido estuvo atado a una relación que no le resultó lo que él esperaba. Además de ser la tristeza provocada por la esterilidad de su esposa, tenía que enfrentar el descrédito social y hasta profesional que su no ser padre le acarreaba. Como sacerdote, indudablemente aspiraba a que la cadena de siervos de Dios no se rompiera en su eslabón. Viejo, no tenía ni el consuelo ni el orgullo con el que los hijos y los nietos compensan las pérdidas de la vida.

(más…)

Si se aman unos a otros

1 marzo, 2015

Juan 13.1-17

CP 01 de marzo 2015Alguna vez, el Señor Jesús comparó a los que estudian sabiamente las Escrituras con un padre de familia que de lo que tiene guardado saca cosas nuevas y cosas viejas.[i] Así, al acercarnos una vez más, y fuera del tradicional entorno de la Semana Santa, a este pasaje lo hacemos con el propósito de recordar lo ya sabido y aprender lo que el Señor ahora nos revela respecto del carácter y la importancia del amor mutuo.

Empecemos por el final. Después de haber lavado los pies a sus discípulos el Señor procede a enseñarles el significado de tal acción. Se trata de un acto de amor. La indicación de que le imiten en su disposición de servir al prójimo sólo puede entenderse en relación al nuevo mandamiento que les da: que se amen unos a otros tal  como él los ha amado.

(más…)

Amadoras de sus Esposos

25 mayo, 2014

Tito 2.1-5

Ocuparnos del tema del amor a los esposos representa la necesidad de hacer un par de definiciones no fáciles. La primera y la más fácil consiste en escoger entre tener una plática convencional o confrontar una situación que a todos ocupa y preocupa. La segunda, correr el riesgo de hablar de cosas que incomoden y nos lleven a tomar decisiones trascendentes para nuestra vida y la de nuestra familia.

Las familias son sistemas: un conjunto organizado de cosas, ideas, medios, etc., que contribuyen al mismo objeto. En los sistemas sociales, como la familia, todas las acciones son mutuamente determinantes del ser y hacer de las personas involucradas. La forma y la efectividad con que cada miembro del sistema familiar cumple con su papel o función, determina en buena manera la salud, o la falta de ella, de los miembros y de la familia como un todo.

La mujer, esposa y madre, junto con el hombre, esposo y padre, son elementos clave del sistema familiar. Son a la familia lo que el eje a la rueda. Dan equilibrio, fortaleza y estabilidad o, cuando no lo hacen, se convierten en razón del fracaso de dicho sistema familiar.

(más…)