Archivo para julio 2015

Temas de Hoy a la luz de la Biblia

27 julio, 2015

Serie de meditaciones pastorales

De fuera, conflictos, y de dentro, temores

27 julio, 2015

2 Corintios 7.5-7

Cuando Pablo utiliza la expresión: “de fuera, conflictos, y de dentro, temores”, para describir la crisis enfrentada en Macedonia, nos hace un gran favor. Sí, nos ayuda a expresar adecuadamente la complejidad de las crisis que enfrentamos y como es que las resentimos personalmente. “Luchas a nuestro alrededor y temores en nuestro interior”.

Con su definición Pablo se anticipó varios siglos a la definición de esa realidad tan conocida en nuestro tiempos, el estrés. Este, no debemos olvidar, es la consecuencia de la incapacidad de la persona para responder adecuadamente a las amenazas físicas o emocionales, reales o imaginarias, de su entorno. Está estresado quien ha perdido el equilibrio interior por la correlación de fuerzas externas y fuerzas internas, en determinadas circunstancias.

(más…)

Pues somos la obra maestra de Dios

19 julio, 2015

Efesios 2.1-10

Este es un hermoso e impactante pasaje de la Palabra de Dios. Se refiere a nuestro antes y después de Cristo. Descubre la profundidad del amor y la misericordia divinas. Destaca la importancia y el poder de la gracia que hemos recibido. Nos dice dónde estamos respecto de Dios y lo que él se propone hacer de nosotros al dar testimonio de su poder y de su amor. Insiste en la iniciativa de Dios en el todo de nuestra salvación y, finalmente, se ocupa de nuestra identidad –del quiénes realmente somos-, y del sentido de nuestra vida. Somos la obra maestra de Dios… a fin de que hagamos las cosas buenas que preparó para nosotros tiempo atrás, asegura el Espíritu Santo por medio de Pablo.

Pablo destaca que la característica principal de nuestro antes es que seguíamos los deseos de nuestras pasiones y la inclinación de nuestra naturaleza pecaminosa. De manera tan sucinta, el Apóstol explica lo que significa vivir animados por la inercia, esa resistencia que oponen los cuerpos a cambiar el estado o la dirección de su movimiento. De un plumazo, Pablo revela la incapacidad de que padecíamos antes de Cristo para sobreponernos a las presiones internas y externas que nos mantenía esclavos de nuestros temores, deseos desordenados y heridas. Sin Cristo, asegura el Apóstol, estábamos muertos por causa de nuestros pecados. Es decir, viviendo sin vivir, sepultados en vida, incapaces de ser los que Dios creó a su imagen y semejanza.

(más…)