Posted tagged ‘Segunda Oportunidad’

Para empezar, primero hay que quitar

30 julio, 2017

Hebreos 10.8 y 9

En la vida hay cosas que no pueden hacerse bien si no terminamos otras antes. Cuando lo que se ha hecho muestra su error e irrelevancia, su falta de sentido y de resultados positivos, es tiempo de dejarlo, abandonarlo para siempre. Lo nuevo requiere del término de lo viejo.

Nuestro pasaje se refiere al fin de la era de los sacrificios de animales, en los que la sangre derramada no era suficiente para lograr la santificación de los hombres. No se trataba del modo en que se realizaban tales sacrificios, ni de quienes participaban de ellos, ni del número de los mismos. Simplemente, la sangre de los animales no tenía ningún poder para transformar la vida de los creyentes judíos. Cuando Jesús viene, él es el camino al Padre. Es el único que puede cumplir con la voluntad divina, por lo que «quita lo primero (los sacrificios de animales), para establecer esto último (la ofrenda del cuerpo de Cristo)».

(más…)

Yo y mi casa serviremos a Jehová

9 marzo, 2014

Josué 24:14

Iniciamos nuestro ciclo de meditaciones con el tema familia2.0. Esta expresión es en sí misma una propuesta: que las familias disfuncionales pueden tener una segunda oportunidad; que es posible sanar a la familia cuando esta hace suyos los principios bíblicos de manera adecuada y oportuna. Hoy nos ocupamos del primero de estos: la toma de decisiones adecuadas y oportunas.

Una de las razones más importantes por las que las familias entran en un estado de disfuncionalidad tiene que ver con la ausencia de decisiones adecuadas y oportunas, respecto de su aquí y ahora. Característica de las familias disfuncionales es la repetición de actitudes, conductas y patrones relacionales inapropiados. El machismo o las relaciones codependientes entre padres e hijos, son ejemplo de ello. Como así aprendieron a relacionarse, tales modelos se asumen normativos. Es decir, los propios y los únicos válidos. Así, abundan en ellos sin tomar en cuenta el que no sean apropiados y que sólo estén generando mayores desgracias para la familia toda. Tales familias van de crisis en crisis hasta su destrucción total.

(más…)