Archive for the ‘Egoísmo’ category

Procuren estar despiertos

28 diciembre, 2014

Autor invitado, Víctor González

Marcos 13.33 BLPH

La Escatología –el estudio del final del mundo y las cosas-  es un tema que llama mucho la atención por su capacidad seductora de personas y masas por el tema que trata. No se da solo en la Religión, con montones de predicadores llamando al arrepentimiento antes de que llegue el fin, sino que también lo vemos en el cine o la seudo-ciencia, que no dejan de pensar en el fin del mundo, como lo de las “infalibles” profecías mayas del 2012.  A muchos cristianos, el tema les atrae por la incertidumbre de si “se van con Cristo o se quedan”, a otros porque buscan saber cómo al final resultaron ser las cosas sobre las que tanto se debatió, a otros porque finalmente esperan anhelantes el encuentro con Cristo y el deleitarse en presencia del Padre, y a otros porque desean más que nada en la vida, que todos aquellos que los oprimieron o rechazaron,  reciban la justa paga en el infierno eterno a su malvada manera de tratarlos.

Este capítulo del Evangelio de Marcos contiene muchos versículos generadores de interrogantes y polémica.  ¿Cuándo será el fin?, ¿Quiénes serán los falsos cristos? ¿Qué es de la abominación desoladora? ¿Deveras será antes de esta generación? ¿La mía, la de Jesucristo o cuál?    Sin embargo, no es difícil que una frase común en este capítulo de Marcos nos pase desapercibida, justo por ser tan repetitiva: “Manténganse despiertos” o “Estén alerta” (Biblia Versión Viviente)

(más…)

El Simón que Todos Llevamos Dentro

9 noviembre, 2013

Hechos 8.9-24

El cristianismo tiene muchos rostros, tantos como cristianos hay. Algunos de estos son rostros incómodos, feos, como los de Jimmy Swagart y tantos otros tele-evangelistas que han avergonzado al evangelio. Otros son rostros bellos, enriquecedores, como el de la Madre Teresa o el de la mujer más sencilla que es un ejemplo de fidelidad al Señor. El mundo conoce a Cristo por los rostros que ve. Simón el Mago, también representa a Cristo, desafortunadamente su representación resulta en demérito de Cristo y del evangelio. Simonía. Sin embargo, nos ofrece la oportunidad de, estudiando su caso, preguntarnos sobre el rostro que nosotros ofrecemos al mundo.

Hay una palabra clave en esta historia, la dice Pedro cuando reprende a Simón: “piensas”. “Piensas que los dones de Dios se pueden comprar”. El término usado por Pedro es nomizo, y este es un término interesante y revelador, significa: “practicar una costumbre”. Lo que alarma e irrita a Pedro es que Simón, que había creído y recibido el bautismo, seguía pensando como acostumbraba hacerlo antes de su conversión. El “conjunto de valores, creencias, inclinaciones, tradiciones, instituciones, lenguaje”, la cultura de Simón seguía siendo la misma a pesar de que él era una nueva criatura en Cristo.

(más…)