Archivo para noviembre 2017

Cuida tus pensamientos

26 noviembre, 2017

 

Ante todo, cuida tus pensamientos porque ellos controlan tu vida. Proverbios 4.23 PDT

Todos nosotros tenemos una lista de las cosas que nos resultan más importantes, más valiosas en la vida. A estas las tratamos con deferencia: las guardamos, las protegemos, las cuidamos. Sabemos que están en riesgo, de ahí la importancia que damos a su preservación y cuidado.

Para Salomón, hay algo que debemos guardar sobre todas las cosas guardadas, es nuestro corazón, nuestra mente. Guardar, en el sentido bíblico, es apartar del peligro y guardar con fidelidad. Se refiere entonces, tanto a la calidad con que tratamos nuestra mente –fiel, honesta y dignamente-, como a la dedicación que le dedicamos al saberla en constante peligro.

(más…)

No estamos acabados

19 noviembre, 2017

Lamentaciones 3

Las personas que escribieron la Biblia no sabían que lo estaban haciendo. Mucho menos pudieron imaginarse que, a miles de años, los estaríamos leyendo. Muchos de ellos escribieron para sí mismos, registrando sus pensamientos, sus emociones, sus derrotas y sus anhelos. Ello nos permite, primero, apreciar la sinceridad de sus sentimientos. Además, nos permite apreciar la fortaleza de sus convicciones, ya que el dejar constancia de las mismas no responde a un propósito proselitista pues, al no saber que los leeríamos, no tuvieron razón alguna para tratar de convencer a nadie.

(más…)

Solos y calmados

12 noviembre, 2017

Lamentaciones 3.28-33

Personal, familiar y socialmente estamos enfrentando circunstancias que nos conmueven. Cosas que sacuden nuestro ánimo de manera violenta y brusca. Es tal el impacto de tales experiencias que nos vemos animados a pensar que nunca había habido tanto sufrimiento en el mundo. Pero, dado que son muchas las evidencias de que esto no es así quizá el impacto de lo que vivimos responda más a nuestra cosmovisión que a los hechos que enfrentamos.

Una de las características de las generaciones posteriores a las grandes guerras mundiales es la convicción de que la razón de la vida es la felicidad. Nacemos para ser felices, se nos asegura. Si tal las cosas, luego los conflictos y las tragedias que se enfrentan no tienen razón de ser. Son totalmente ajenas al ser humano y, por lo tanto, deben ser considerados, cuando menos, injustos e impropios.

(más…)