Viejos al Estilo de Moisés

Nuestras ciudades se llenan de ancianos. Dentro de no muchos años veremos más ancianos alrededor nuestro que niños y adolescentes. Sin embargo, quizá asustados por lo que para nosotros mismos será la vejez, hemos aprendido a no ver, a no tomar en cuenta y a no hablar de la Gente Grande.

La vejez es, para muchos, una etapa de pérdida, de manos vacías. Menospreciamos a los ancianos porque ya no tienen: fuerzas, recursos, claridad mental, etc. No pocos ancianos se menosprecian a sí mismos por la misma razón, porque ya no tienen. Sus manos, piensan, se han quedado vacías. Hace poco, una mujer de 92 años me decía, “mis manos se han quedado hasta sin carnita”.

Cuando Dios llamó a Moisés en el desierto, este era ya un anciano. Y, por muchas razones, sus manos se habían quedado vacías. Pero, cuando el Señor lo llama no le pregunta a Moisés por lo que este ya no tenía, por aquello que había perdido. Le pregunta: “Moisés, ¿qué tienes en tu mano?” Y, resulta que todo lo que Moisés tenía era una vara, un palo recogido en el desierto mientras cuidaba las ovejas de su suegro.

Pero, resulta también, que bajo el amparo de Dios, lo que Moisés tenía, su vara, era más importante que todo lo que había dejado de tener. En el servicio al que Dios lo llamaba, la vara resultó un recurso más que suficiente para cumplir con la tarea encomendad. Esto nos enseña que la Gente Grande, y quienes estamos a su alrededor, debemos aprender a apreciar lo que los viejos tienen en sus manos, por más sencillo, pobre o insignificante que nos parezca.

La Gente Grande, como Moisés, tiene en su vara una señal del poder de Dios. Si bien sus manos están vacías de mucho, siguen estando llenas del amor y del propósito divino. Siguen estando llenas de lo que requieren para cumplir con la tarea que en su vejez les ha sido encomendada. Por eso es que los ancianos nos siguen haciendo falta, ninguna familia, ni la sociedad, ni la iglesia, estamos completos sin aquellos que, en su vejez, dan testimonio de la presencia de Dios entre nosotros.

Explore posts in the same categories: Gente Grande

Etiquetas: , ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: