Recomendaciones para leer la Biblia

Por Jorge Juan Olivera

Si bien hay muchos hábitos de santidad que debemos desarrollar a lo largo de nuestra vida, la lectura diaria y metódica de la Biblia es de una importancia suprema.
Podemos medir nuestro crecimiento en la fe por nuestro amor por las Escrituras. A medida que crecemos en nuestra vida espiritual más deseamos encontrarnos cada día con Dios a través de la Palabra, y sabemos que algo anda realmente mal cuando perdemos nuestro apetito por la lectura diaria de la Biblia.

Permítanme enumerar algunos principios que nos ayudarán a mejorar nuestra relación con la Palabra de Dios.

1. Comience y termine su tiempo de lectura bíblica con oración. No lo haga como si fuera un rito sino porque la verdadera revelación viene únicamente de Dios a través de su Espíritu Santo. Es muy importante que de esta manera demostremos nuestra dependencia de Dios. Por lo tanto, pida la guía del Espíritu Santo para su lectura diaria. No dude, también, de orar en medio de la lectura. A veces el Espíritu nos lleva a alabar o adorar al Señor por lo que estamos leyendo o por algo que nos ha revelado. Luego siga con la lectura, y al finalizarla, pídale a Dios que la Palabra leída produzca fruto en su vida.

2. Reserve un tiempo, cada día. No permita que este tiempo sea «en algún momento del día». Reserve un tiempo especial para emplear en la lectura de la Biblia. Planéelo. Escríbalo en su agenda. Haga que ese tiempo se convierta en algo santo, separado especialmente para escuchar a Dios. Esté atento a sus palabras.

3. Una parte esencial de su vida. Si bien no es imprescindible hacerlo a la mañana, sí es imprescindible hacerlo en un momento del día cuando todos sus sentidos estén completamente alertas y dispuestos a recibir la Palabra de Dios. Para algunos este momento será a la noche; quizás después de que los niños vayan a la cama. Para otros, este tiempo será a la mañana temprano, para ofrecer los «primeros frutos» a Dios. Lo importante es que este tiempo del día que separemos para Dios se convierta en una parte esencial de nuestra vida.

4. Lea la Biblia metódicamente. Utilice el método de su preferencia, pero lea la Biblia con miras a leerla en su totalidad. Si bien la Biblia es un conjunto de 66 libros, el mensaje es uno solo. Quizás, leer la Biblia en un año podría ser un buen método. Quizás, emplear más tiempo puede ser lo mejor para usted. Tal vez, leer los evangelios en dos años puede ser la opción que usted elija, a fin de degustar cada enseñanza y cada episodio en la vida de Jesús. Pero no la lea como si fuera un libro cualquiera, sin un plan de lectura conciente y lógico que lo ayude a comprender la Palabra de una manera integral. Tampoco la lea como si fuera un libro mágico, abriendo la Biblia al azar para ver «que tiene Dios para decirle».

5. Use un bolígrafo y algo para anotar. Nunca sabrá qué puede revelarle el Señor ese día. ¡No querrá olvidarse! Acostúmbrese a anotar sus hallazgos. También puede ser importante hacer anotaciones en los márgenes de su Biblia. Con el tiempo su Biblia se convertirá en su propio comentario y diario espiritual.

6. Lea la Biblia como la revelación de Dios. Aunque es un libro de historia, ciencia y conocimiento, esencialmente la Biblia es el mensaje que Dios dejó para el hombre. Recordemos que el mensaje de Dios consta de un Antiguo Testamento (AT) y un Nuevo Testamento (NT). Ambos conforman un único mensaje de salvación. Esté atento a cómo el NT se relaciona al AT, y cómo el AT se refleja en el NT.

7. Lea la Biblia en su contexto. No olvide que la primera regla de interpretación bíblica es interpretar la Biblia con la Biblia. Cuando lea los evangelios o las cartas recuerde que muchos pasajes se registraron en varias partes de la Escritura. Compárelos. Analícelos en su conjunto. Busque la guía de Dios para ello.

8. Considere los tipos de literatura. No es lo mismo leer una narración que una parábola. No es igual leer una profecía del AT que un Evangelio. En la Biblia hay distintos tipos de literatura. Téngalos en cuenta para una mejor interpretación.

9. Busque crecer con la lectura bíblica. En la Biblia Dios nos enseña aquellas verdades que necesitamos para comprender y así poner en práctica el verdadero sentido de la salvación. Pregúntese qué le está diciendo la Biblia. Qué le dice Dios en ese día y busque obedecerlo.

10. No dude en utilizar comentarios bíblicos. A veces lo que Dios ha dicho a otros antes, puede ser de mucha utilidad para nuestra vida. Ayúdese con otros libros que iluminen su lectura y compare sus hallazgos personales con lo que Dios le dio a otros antes que usted.

A través de su Palabra, Dios nos fortalece y nos renueva cada día. Con la guía del Espíritu Santo podemos hacer de nuestro día algo especial, si lo comenzamos leyendo la Biblia, y dejamos que la Palabra nos ilumine, nos confronte, y nos exhorte. Recordemos que la Biblia es «una lámpara para nuestros pies y una luz que alumbra nuestro camino» (Salmos 119.105).

©Sociedades Bíblicas Unidas, 2009.

Anuncios
Explore posts in the same categories: Espiritualidad

Etiquetas: , ,

You can comment below, or link to this permanent URL from your own site.

One Comment en “Recomendaciones para leer la Biblia”

  1. María ReynaMoctezuma de Iriarte Says:

    Esta explicación de cómo leer la Biblia es la más clara, inteligente y espiritual, ya que quién lee La Palabra de Dios y antes pide Espíritu Santo para que esta sea viva y eficaz y pueda dar fruto después de leerla y meditarla. Dios Bendiga a las personas quienes son nuestr@s herman@s y nos llevar a hacer lo primordial en nuestras vidas. Tener conocimiento de La Palabra.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: